Translate

jueves, 10 de noviembre de 2016

El mundo de los ilusos

La noticia de la elección de Donald Trump como presidente de EE.UU. no puede ser más desesperanzadora para el planeta, que se levantó consternado e impactado por la decisión del pueblo norteamericano. sin duda, un pueblo bastente dificil de entender.

Pero en contra de lo que parezca, muchos se han dejado seducir por las palabras ya del nuevo presidente, más cordiales y no menos tácticas. Donald Trump es Donald Trump aunque se ponga careta.

Los medios de comunicación, algunas voces y especialmente los líderes que conforman un planeta lleno de inestabilidades han felicitado (algunos con efusividad) al nuevo ocupante de la Casa Blanca. Felicitaciones cargadas de cinismo, hipocresía e intereses. Lazos de amistad, relaciones comerciales o empatía ideológica.

Quisiera no sorprenderme ya de nada de este mundo de ilusos. La era Obamn ha terminado y con ella un legado de una forma de gobernar cercana a verdaderos lazos de amistad que el expresidente ha sabido forjar por su carácter dialogante y comprensivo.

Pero Obamn, y esto no lo digo yo, no es el espíritu americano, sino el europeo donde el pensamiento es divergente no convergente. Sus políticas han separado a los norteamericanos acostumbrados aún a sus antiguas costumbres westerianas del valor, la prepotencia y el dominio sobre el otro, la ley del más fuerte que también se llama.

No sé si Clinton hubiera sido una buena presidenta, pero sin duda, hubiera habido una continuidad y una mayor seguridad para el resto de los que obligatoriamente estamos condenados y resignados a compartir casa aunque nuestros vecinos no sean lo mejor que de ellos se pueda esperar.

Yo, en contra de lo que hoy circula por las redes, por los comentarios, por los corrillos diplomáticos, por los ciudadanos de a pie, siento inseguridad y miedo pero más aún me preocupa que el "pueblo" siga estas consignas y recetas de la nueva política, de la nueva forma de hacer Estado.

Lo siento, Trump, yo no puedo felicitarle, usted representa para mi y para mis generaciones una amenaza, una bomba de relojería que en cualquier momento puede estallar y eso no me dará paz ni a mi ni aquellos que hoy con tanto entusiasmo le han felicitado.

miércoles, 2 de noviembre de 2016

Antonio Hernando: candidato a la Secretaria, por convicción

La lucha intenstina que vivie el PSOE  requiere con urgencia de una solución práctica y sólida.
En la presentación del discurso de Antonio Hernando a la investidura de Rajoy se vió a un hombre serio, dialogante y firme en sus convicciones.

Tal vez sea esta una apreciación personal y como portavoz sólo le quedó más remedio que trasladar la opinión de una parte del PSOE  que reclamaba una salida al desbloqueo, sin estar de acuerdo con ella.

Pero si realmente el sr. Antonio Hernando es un político que sabe asumir los errores del PSOE y aceptar la derrota con humildad, no cabe duda de que sería un buen candidato a ocupar la Secretaría General del PSOE por su cariz y por sus formas además de tener demostrado bagaje político en estos últimos años y una carrera universitaria en Derecho.

No soy yo quien para decir qué persona es la más indicada o la más preferida para tomar el timón de un PSOE que necesita poner el barco fuera de la deriva, pero Hernando tiene además de las cualidades citadas la ventaja de no ser demasiado viejo ni demasiado joven y creo que está en su momento.

Esta opinión personal no es la de un socialista, sino la de un ciudadano que quiere que el sentido común y la seriedad vuelva al Parlamento y se hagan políticas cada uno en la posición que defiendan con convicción pero sin estridencias.

sábado, 29 de octubre de 2016

Muchísimas gracias

Como español, quisiera agradecerle al Partido Socialista Obrero Español su gesto de hoy. Porque como todo el mundo con un poco de cabeza sabe que abstenerse no es un si, sino como dice la RAE, es " No partiipar en algo a que se tiene derecho, por ejemplo, en una votación".

Con ello, que no les quepa duda al PSOE que sale reforzado porque ha demostrado dos cosas: la primera, actuar en favor de la generalidad y no de las particularidades haciendo posible que nuestro país salga del pozo en el que ha estado durante este tiempo. La segunda y no menos importante, es que ha demostrado disciplina y acatamiento de las reglas y esa es la mejor virtud de un demócrata que pertenece a un grupo al que se debe.

Ahora toca trabajar y trabajar y hacer oposición, acordar en lo que es posible y aprovechar esta gran oportunidad que se le brinda, volver a reestructurar el partido y consolidar su posición que en la historia de la democracia siempre ha jugado.

A Ciudadanos, Foro Asturias, UPN Y Coalición Canaria, también les extiendo mi agradecimiento por entender que juntos se trabaja mejor y por estar ahí en los momentos en los que los españoles más pedimos de nuestros políticos, sus actitudes y su responsabilidad.

Al Partido Popular y a Mariano Rajoy en particular, mi felicitación por su firmeza y su convicción. Ahora toca hacer democracia y la necesidad de escuchar a otros que también quieren participar y opinar de ella.

España vuelve a brillar y se disipan las sombras. Hoy hemos demostrado nuestra capacidad de hacer valer el espíritu del entendimiento nunca de la resignanción y yo me siento orgulloso de ello.

´MUCHÍSIMAS GRACIAS


jueves, 27 de octubre de 2016

La era del oso

Ya lo dije hace tiempo, cuidado con la abuelita de Caperucita, o sea con Pablo Iglesias, Podemos y sus confluenicas. Se avecinan tiempos de liderazgo, pero no me mailinterpreten, líderes eran Hitler, Stalin o Lenin.

El pueblo ya se ha arrodillado ante estos falsos profetas de la modernidad y el Congreso no ha tenido hoy el suficiente decoro de explulsarle de la tribuna por llamar deliencuentes a quienes ejercen y representan a gran parte de la población de este país. tiempos duros, en los que las masas se vuelven a aborregar y los Roberspierres a ocupar las bancadas de un sitio que no le pertenecen por su arrogancia y su falta de respeto a los valores democráticos.

Yo siento vergüenza, sí, pero no de ellos, sino de quienes le han dado una corona para representarles, de quienes tienen miedo desde un Parlamento de caer tal vez en falsos prejuicios de mandar callar a quien se mofa de las instituciones y de las leyes de gobernanza.

Malos tiempos, sí y auguro que mucho peores que los de aquellos que en otros tiempos con más educación y sin levantar polvo defendieron sus ideas desde el comunismo.

Es intolerable el todo vale de Podemos y sus confluencias y este es un líder peligroso y un partido de masas, sí, digo bien no de personas, sino de masas. No es la construcción del miedo este mensaje de indignación que aquí traslado, es la construcción de lo que ha de venir para desgracia de todos, o mejor dicho, de lo que ya ha llegado.

sábado, 22 de octubre de 2016

La lección aprendida

No hay mejor lección que la que se aprende sin ser forzado a ello, ni mayor humildad que la de reconocer los errores.

Nuria Espert me descubrió ayer a un Lorca que yo no conocía. Un Lorca emotivo y profundo en la voz de Doña Rosita la solterna. Aquella mujer que supo imponer el principio y el amor idealizado a los deseos o las habladurías de otros. Una gran fuerza moral poco contemporánea.

Lo admito y me disculpo. Para hablar de algo hay que tener conocimiento de causa y efecto, para pasar de la charlatanería a la intelectualidad.

No quiere esto decir que Lorca esté entre mis lecturas preferidas o mis preferencias afines a mi ideario, pero al menos, lo tendré en cuenta.

Tal vez, en aquella ocasión, en uno de mis anteriores post, yo vi a un Lorca etiquetado y con denominación de origen de una determinada propaganda política, de aproechados que han utilizado su nombre para crear un espectáculo paralelo sin haberle leído; como el sello que se pone en la carta y autoriza al envío. Tal vez mis lecturas de algunos poemas del escritor granadino no fueran lo suficientemente profundas quedándose en la superficie como la nata de un café con leche hervido.O simplemente, la grandeza de saber interpretar a Doña Rosita en la voz y el gesto de Nuria Espert hayan sido como aquel momento que los budistas llaman el despertar, el abrir los ojos o el eureka de los cinetíficos.

Es el problema de reivindicar el arte para beneficio y rédito político.

Trataré entonces, de buscar al Lorca a salvo de las adhesiones, de las adscripciones y en la medida de lo posible del arte por el arte.

Gracias Nuria y felicidades por su distinción y por la lección aprendida.

VIAJE CON NOSTROS A LA MONDRAGÓN.




No es mi intención hacer aquí una biografía de la Orquesta Mondragón; pueden ustedes consultar la web oficial en el enlace más abajo indicado. Mi intención, como en otros posts es ofrecer o darle lugar a quienes conformaron dicha banda que tuvo una importante repercusión por lo trasgresor, lo excéntrico y lo creativo.

Es una buena oportunidad para recordar antes de que dos mil y dieciséis acabe su reinado, porque es una fecha redonda que nos retrotrae a mil novecientos setenta y seis, fecha en la que oficialmente nace la Orquesta Mondragón.

Hablar de la Orquesta Mondragón pasa por la irremediable presencia de Ignacio Javier Gurruchaga Iriarte y en segunda instancia de Popotxo Ayestarán, cómico; sin que esa segunda instancia tenga una lectura peyorativa, queda de manifiesto y es obvio el tratamiento.

Para quienes aún no conozcan a la Orquesta Mondragón, lo cual me parece realmente imposible, se trata de una banda que integra el espectáculo digámoslo teatral o más bien cabaretero junto con la música ora picante, ora emocional e incluso llena de contenido social. 

Tampoco es justo darle todo el mérito a la Mondragón, que lo tiene, pero a veces quienes están en la sombra permanecen en ella y en esta sombra estaba Julián Ruiz que es un importante pilar de la producción musical española y hoy también articulista.

Este post quiere centrarse en los actores secundarios, si es que puede llamarse así a quienes hacen posible un proyecto cultural. En otras palabras, los “nosotros” de este viaje.

Ocurre, como ya he comentado en otra ocasión, que el mundo de la música está lleno de inestabilidades. Los músicos somos gente caprichosa, maniática y en ocasiones estúpida y vamos dando tumbos de aquí para allá buscando nuestro sitio. Por eso, la Orquesta Mondragón no es una excepción a estos vaivenes. Nos centraremos, por tanto, en la banda que consolidó o cristalizó en aquella movida madrileña a la que siempre me refiero como la edad más gloriosa y creativa de nuestro panorama musical popular.

Jaime Stinus (guitarra hasta 1983). Este músico, compositor y productor vasco, hoy afincado en Barcelona, había formado parte de anteriores intentos de bandas hasta llegar a la Orquesta Mondragón. Como compositor de algunas de las canciones que componen los álbumes de esa época y como músico, es también un eje importante del estilo Mondragón.

José Luis Dufoung (bajo) sin información)

Ángel Celada Brizuela (batería) en los corrillos musicales se dice que este vasco es uno de los más prestigiosos baterías. De hecho, ha sido un caramelo para muchas bandas del ámbito especialmente nacional que se lo han disputado. Sin duda, desde su incorporación a la Mondragón en 1980 debió resultar no sólo un aprendizaje para el músico, sino también un orgullo para la banda.

Michelle McCain (coros): Pero si fue un orgullo contar con Celada, tampoco lo fue menos con esta cantante de Brooklyn que le dio un sello personal y mucho soul a la Mondagón.

Marco Rasa (teclista) este músico de conservatorio participó en aquel Caperucita Feroz 1980 y ha formado parte de muchos artistas del panorama nacional.

Otros nombres no menos importantes se han ido sucediendo a lo largo de la historia de la Orquesta Mondragón: Antonio Carmona vives, Javier Vargas, Jean Marie Ecay, Ray Gómez, Juan Calleja, Tino di Geraldo, Maonolo Aguilar, Patxi Villanueva, Laurent Bernerey, José María Insausti, Alfredo Cocho, Juan Carlos Mendoza, Georvis Pico, Paco García, Esteve Coll, Paco Díaz y por supuesto, en muchas ocasiones colaboraciones de instrumentos de viento metal o madera de gran importancia y color en el estilo Mondragón.

No sé yo si deberíamos ir a Mondragón, como reza el dicho por el famoso psiquíatrico de la ciudad guipuzcoana. Como suele decirse también hoy los dementes están fuera y los cuerdos dentro. Se echa de menos en estos tiempos en los cuales hay mucha tela para el espectáculo circense una banda como la Orquesta Mondragón. Estoy de acuerdo con Gurruchaga en que la música ha perdido su carácter creativo y desenfadado de otras épocas queriendo ser ahora más seria, encorsetada, alineada y con muchas comillas profesional.

Nadie puede imaginar el alcance del contenido satírico y mordaz que subyace en la mentalidad del hombre de las mil caras de la Mondragón. Tan sencillo como complejo, tan simple como profundo. Pero dejaremos ese asunto para aspirantes al psicoanálisis. Lo verdaderamente importante es que aquellos años dorados de la Mondragón tenían detrás como protagonistas a músicos de un enorme talento que encontraron los ingredientes idóneos para hacer el mejor caldo posible, un caldo que llevaba un toque de internacionalidad lejos de constreñidas ideologías del pasado. 


viernes, 14 de octubre de 2016

CUESTIONES DE GÉNERO: NI SIQUIERA LINGÜÍSTICAMENTE HABLANDO




Abriré este post asumiendo mi ignorancia, pues no hay mayor sabiduría que la de no presumir de nada.

Como blogero, en muchas ocasiones me he visto en la disyuntiva de cuál sería la manera más justa y correcta de emplear el género.

Observo que ni siquiera nuestros académicos (¿y académicas?) consiguen ponerse de acuerdo al respecto, lo que me da cierta tranquilidad.

El castellano es una lengua rica no exclusivamente como hija directa del latín sino ampliada con las influencias de otros países castellanohablantes.

Sin embargo, y como es sabido, nada es perfecto ni perpetuo. En otros tiempos, especialmente en aquellos en los que el latín se abría camino por Europa haciendo sus diferencias, el papel de la mujer era irrelevante en la vida social y cultural. De ahí, que muchos términos que hoy utilizamos tengan un cierto cariz masculino que no es lo mismo que neutro. Durante muchos años hemos dicho y escrito: el abogado, el doctor, el político y así con muchas profesiones u oficios que antes eran omnipotentemente de hombres.

En cierta ocasión yo he tratado de establecer estas diferencias de género imaginando cuán sorprendente resultaría para, por ejemplo, los angosajones que traducen mis textos, ver dos veces repetida la misma palabra. Porque he aquí que man significa hombre y woman mujer y así, ningún problema, también nosotros lo hacemos, pero en  las profesiones se pospone el término woman-man , tal es el caso de policewoman-policeman y police, en general. Los anglosajones, por otro lado, no hacen distinciones tampoco en los pronombres plurales tales como nostros, vosotros o ellos cuando se refieren a ambos sexos y no como constitutivos de uno de ellos.

Viendo este galimatías en el que nuestra lengua nos ha metido y con el justo papel que la mujer juega hoy en nuestras sociedades, ¿no sería necesario renovarse? Del mismo modo que el latín acabó derivándose en sus afluentes que actualmente imperan en gran parte de Europa, ¿ no debería nuestro castellano actual darle sitio a los nuevos tiempos?

Es uso extendido emplear la arroba para evitar en la escritura el tal entuerto de los géneros, porque es un signo de globalización que no hace distinciones.

La otra conclusión, como sostienen muchos de nuestros representantes en la RAE, es, si al referirnos a “el árbol”  o a “el cangrejo”, no establecemos diferencias entre si es macho o hembra, ¿ por qué deberíamos hacerlo con el nosotros, vosotros y/o ellos”?

La lengua es un ente vivo y como tal no le queda más remedio que aprender a sobrevivir bajo sus metamorfosis internas. A veces, o casi siempre, dadas por la realidad que nos circunda.