Translate

martes, 17 de enero de 2017

La quintaesencia del cicrco

En estos días se está hablando mucho en los medios de comunicación de la crisis o desaparición del mayor espectáculo del mundo, como se diría en aquella famosa películo de 1952 con un elenco de actores y actrices envidiable.

Pero el circo como espectáculo, como le sucedió al teatro o a la ópera, no está condenado a su extinción sino a su renovación. Los tiempos cambian nos guste o no.

El nuevo paradigma que se le presenta al circo como género artístico, pues sin duda es un arte, requiere una toma de conciencia en la que las formas no estén supeditadas a mensajes que eran subliminares en el pasado o no tenidos en cuenta, como la explotación de animales (aunque también las hubo de personas me acuerdo ahora también de Elepahnt man, otro gran filme), sino a un concepto en el que nadie se sienta con el remordimiento de pagar una entrada por asistir a una exégesis de lo que allí ocurre consciente o inconscientemente.

El circo siempre ha tenido la facilidad de reinventarse. Recordemos que su antecedente más directo es el romano imperail de principios de siglo en la era de Jesucristo. Y desde entonces, siempre ha encontrado nuevas fórmulas de acercamiento a los espectadores o receptores, siendo éstos cada vez más participantes del proceso artístico.

No creo que haya muchas personas en el mundo, al menos en el que llamamos civilizado, que no haya disfrutado con una función de circo. La magia, el malabarismo, los payasos son, en parte, los elementos en los que reside la estructura sólida de este tipo de manifestaciones. Por tanto, lo que se cuestiona no es la validez o no de éste, sino la de ciertas prácticas que no tienen cabida en el mundo actual y que en gran medida se debe al fortalecimiento de movimientos como los pro-animalistas.

Pero sería absurdo pensar que esta crítica que se hace de ciertas prácticas no haya estado en la mente de cualquiera de nosotros. En más de una ocasión hemos oído noticias de vejaciones que nos deberían avergonzar como personas, como seres humanos. La privación de libertad de muchos de estos animales, las malas condiciones de cuidado, el maltrato físico y posiblemente psicológico (¿han oído hablar de la depresión de los perros?). Todos estos condicionantes no sirven para enterrar al circo como uno de los mayores atractivos de niños y mayores, sino de parte de su construcción que ha quedado obsoleta y que debe ser sustituida con creatividad e inspiración.

El circo, y creo no revelar nada, es un mundo duro más allá de lo que se ve el día del estreno, como lo son en general las artes: infravaloradas, mal pagadas, poco reconocidas, etc

La quintaesencia del circo está, por tanto, en su propio mundo fantástico y mágico que no puede ni debe morir porque indiscutiblemente asesinarían a la vez la posibilidad de abstraerse aunque fuera por unas horas de la cruel y dura realidad que nos rodea y que posiblemente han condicionado que para los propios artistas lo mágico haya dejado de tener la fuerza motora necesaria para su subsistencia.


martes, 10 de enero de 2017

Agradecimientos

En este año que se ha marchado, mi blog ha estado quizás más pendiente de otras cuestiones menos musicales y culturales o artísticas, pero como entenderán, un ser humano no está hecho solo de una parte, sino de un todo que incluye sentimientos y opiniones siempre sinceras más allá de los limites de las artes y la cultura.

En cierta forma, un blog llega a convertirse en un cuaderno de notas, un diario que refleja como el inexorable tiempo pasa por nosotros y queremos dejar constancia de su huella. En este sentido, ¿cómo podría olvidarme de cuestiones ajenas a todo aquello que me circunda?

No cabe duda, que el mayor incentivo ha sido, sin lugar a dudas, vuestras visitas que estimulan el proceso de comunicación y de compartir.

Estas últimas semanas han permanecido ausentes, que no vacías, porque en ocasiones la vida misma es la que condiciona y atrapa cualquier otra actividad sin encontrar una motivación o un tema digno de ser tratado con respeto, reflexión y profundidad. Para otras cosas, ya está Facebook o Twiter, que como sabeis repudio por su ligereza y superficialidad.

Lo dicho, muchas gracias por estar ahí al otro lado manteniendo mi espíritu crítico. Vuestra presencia es la mejor recompensa al trabajo y esfuerzo dedicado.

berekekê

jueves, 10 de noviembre de 2016

El mundo de los ilusos

La noticia de la elección de Donald Trump como presidente de EE.UU. no puede ser más desesperanzadora para el planeta, que se levantó consternado e impactado por la decisión del pueblo norteamericano. sin duda, un pueblo bastente dificil de entender.

Pero en contra de lo que parezca, muchos se han dejado seducir por las palabras ya del nuevo presidente, más cordiales y no menos tácticas. Donald Trump es Donald Trump aunque se ponga careta.

Los medios de comunicación, algunas voces y especialmente los líderes que conforman un planeta lleno de inestabilidades han felicitado (algunos con efusividad) al nuevo ocupante de la Casa Blanca. Felicitaciones cargadas de cinismo, hipocresía e intereses. Lazos de amistad, relaciones comerciales o empatía ideológica.

Quisiera no sorprenderme ya de nada de este mundo de ilusos. La era Obamn ha terminado y con ella un legado de una forma de gobernar cercana a verdaderos lazos de amistad que el expresidente ha sabido forjar por su carácter dialogante y comprensivo.

Pero Obamn, y esto no lo digo yo, no es el espíritu americano, sino el europeo donde el pensamiento es divergente no convergente. Sus políticas han separado a los norteamericanos acostumbrados aún a sus antiguas costumbres westerianas del valor, la prepotencia y el dominio sobre el otro, la ley del más fuerte que también se llama.

No sé si Clinton hubiera sido una buena presidenta, pero sin duda, hubiera habido una continuidad y una mayor seguridad para el resto de los que obligatoriamente estamos condenados y resignados a compartir casa aunque nuestros vecinos no sean lo mejor que de ellos se pueda esperar.

Yo, en contra de lo que hoy circula por las redes, por los comentarios, por los corrillos diplomáticos, por los ciudadanos de a pie, siento inseguridad y miedo pero más aún me preocupa que el "pueblo" siga estas consignas y recetas de la nueva política, de la nueva forma de hacer Estado.

Lo siento, Trump, yo no puedo felicitarle, usted representa para mi y para mis generaciones una amenaza, una bomba de relojería que en cualquier momento puede estallar y eso no me dará paz ni a mi ni aquellos que hoy con tanto entusiasmo le han felicitado.

miércoles, 2 de noviembre de 2016

Antonio Hernando: candidato a la Secretaria, por convicción

La lucha intenstina que vivie el PSOE  requiere con urgencia de una solución práctica y sólida.
En la presentación del discurso de Antonio Hernando a la investidura de Rajoy se vió a un hombre serio, dialogante y firme en sus convicciones.

Tal vez sea esta una apreciación personal y como portavoz sólo le quedó más remedio que trasladar la opinión de una parte del PSOE  que reclamaba una salida al desbloqueo, sin estar de acuerdo con ella.

Pero si realmente el sr. Antonio Hernando es un político que sabe asumir los errores del PSOE y aceptar la derrota con humildad, no cabe duda de que sería un buen candidato a ocupar la Secretaría General del PSOE por su cariz y por sus formas además de tener demostrado bagaje político en estos últimos años y una carrera universitaria en Derecho.

No soy yo quien para decir qué persona es la más indicada o la más preferida para tomar el timón de un PSOE que necesita poner el barco fuera de la deriva, pero Hernando tiene además de las cualidades citadas la ventaja de no ser demasiado viejo ni demasiado joven y creo que está en su momento.

Esta opinión personal no es la de un socialista, sino la de un ciudadano que quiere que el sentido común y la seriedad vuelva al Parlamento y se hagan políticas cada uno en la posición que defiendan con convicción pero sin estridencias.

sábado, 29 de octubre de 2016

Muchísimas gracias

Como español, quisiera agradecerle al Partido Socialista Obrero Español su gesto de hoy. Porque como todo el mundo con un poco de cabeza sabe que abstenerse no es un si, sino como dice la RAE, es " No partiipar en algo a que se tiene derecho, por ejemplo, en una votación".

Con ello, que no les quepa duda al PSOE que sale reforzado porque ha demostrado dos cosas: la primera, actuar en favor de la generalidad y no de las particularidades haciendo posible que nuestro país salga del pozo en el que ha estado durante este tiempo. La segunda y no menos importante, es que ha demostrado disciplina y acatamiento de las reglas y esa es la mejor virtud de un demócrata que pertenece a un grupo al que se debe.

Ahora toca trabajar y trabajar y hacer oposición, acordar en lo que es posible y aprovechar esta gran oportunidad que se le brinda, volver a reestructurar el partido y consolidar su posición que en la historia de la democracia siempre ha jugado.

A Ciudadanos, Foro Asturias, UPN Y Coalición Canaria, también les extiendo mi agradecimiento por entender que juntos se trabaja mejor y por estar ahí en los momentos en los que los españoles más pedimos de nuestros políticos, sus actitudes y su responsabilidad.

Al Partido Popular y a Mariano Rajoy en particular, mi felicitación por su firmeza y su convicción. Ahora toca hacer democracia y la necesidad de escuchar a otros que también quieren participar y opinar de ella.

España vuelve a brillar y se disipan las sombras. Hoy hemos demostrado nuestra capacidad de hacer valer el espíritu del entendimiento nunca de la resignanción y yo me siento orgulloso de ello.

´MUCHÍSIMAS GRACIAS


jueves, 27 de octubre de 2016

La era del oso

Ya lo dije hace tiempo, cuidado con la abuelita de Caperucita, o sea con Pablo Iglesias, Podemos y sus confluenicas. Se avecinan tiempos de liderazgo, pero no me mailinterpreten, líderes eran Hitler, Stalin o Lenin.

El pueblo ya se ha arrodillado ante estos falsos profetas de la modernidad y el Congreso no ha tenido hoy el suficiente decoro de explulsarle de la tribuna por llamar deliencuentes a quienes ejercen y representan a gran parte de la población de este país. tiempos duros, en los que las masas se vuelven a aborregar y los Roberspierres a ocupar las bancadas de un sitio que no le pertenecen por su arrogancia y su falta de respeto a los valores democráticos.

Yo siento vergüenza, sí, pero no de ellos, sino de quienes le han dado una corona para representarles, de quienes tienen miedo desde un Parlamento de caer tal vez en falsos prejuicios de mandar callar a quien se mofa de las instituciones y de las leyes de gobernanza.

Malos tiempos, sí y auguro que mucho peores que los de aquellos que en otros tiempos con más educación y sin levantar polvo defendieron sus ideas desde el comunismo.

Es intolerable el todo vale de Podemos y sus confluencias y este es un líder peligroso y un partido de masas, sí, digo bien no de personas, sino de masas. No es la construcción del miedo este mensaje de indignación que aquí traslado, es la construcción de lo que ha de venir para desgracia de todos, o mejor dicho, de lo que ya ha llegado.

sábado, 22 de octubre de 2016

La lección aprendida

No hay mejor lección que la que se aprende sin ser forzado a ello, ni mayor humildad que la de reconocer los errores.

Nuria Espert me descubrió ayer a un Lorca que yo no conocía. Un Lorca emotivo y profundo en la voz de Doña Rosita la solterna. Aquella mujer que supo imponer el principio y el amor idealizado a los deseos o las habladurías de otros. Una gran fuerza moral poco contemporánea.

Lo admito y me disculpo. Para hablar de algo hay que tener conocimiento de causa y efecto, para pasar de la charlatanería a la intelectualidad.

No quiere esto decir que Lorca esté entre mis lecturas preferidas o mis preferencias afines a mi ideario, pero al menos, lo tendré en cuenta.

Tal vez, en aquella ocasión, en uno de mis anteriores post, yo vi a un Lorca etiquetado y con denominación de origen de una determinada propaganda política, de aproechados que han utilizado su nombre para crear un espectáculo paralelo sin haberle leído; como el sello que se pone en la carta y autoriza al envío. Tal vez mis lecturas de algunos poemas del escritor granadino no fueran lo suficientemente profundas quedándose en la superficie como la nata de un café con leche hervido.O simplemente, la grandeza de saber interpretar a Doña Rosita en la voz y el gesto de Nuria Espert hayan sido como aquel momento que los budistas llaman el despertar, el abrir los ojos o el eureka de los cinetíficos.

Es el problema de reivindicar el arte para beneficio y rédito político.

Trataré entonces, de buscar al Lorca a salvo de las adhesiones, de las adscripciones y en la medida de lo posible del arte por el arte.

Gracias Nuria y felicidades por su distinción y por la lección aprendida.